20090711

Miedo


Hola a todos internautas despistados o simplemente amantes de la lectura carente de sentido.

En estas semanas llegan a mis oídos palabras de calma, palabras que hablan de datos optimistas, datos que ven la luz al final del túnel de esta tristemente famosa crisis (alimentada por demasiados intereses). Aunque por supuesto también están las voces situadas al otro extremo del ring vociferando con todas sus fuerzas, incluso rabia (ese es su gran error yo creo) anunciando como siempre que este país esta tirando él mismo de la cadena para irse por el desagüe hasta bajar definitivamente hasta las cloacas. En fin no voy a hablar de política porque creo que cualquier otro político no hubiera sabido cómo reaccionar a esta avalancha de malas rachas continuas que nos han empapado una y otra vez durante estos meses, lo malo es que nosotros estábamos con las defensas bajas. Nadie se había preocupado de darnos "Actimel" que es mano de santo para estos casos y que además, casualmente... justo por estas fechas, no fabrica para otras marcas.

Voy a hablar de la codicia de nuevo y es que creo que es uno de los grandes males que asuela nuestro frágil planeta, controlado por unos pocos sin vergüenzas. Una vez más, debido a mis carencias mentales (habrán sido las drogas), me apoyo en "El Roto" como el viejo que se apoya en su bastón sin el cual no puede ni dar un paso. Soy incapaz de hablar de casi nada sin tener a este tipo y su arte en mente... es realmente bueno el cabrón.



Hablo de la codicia de los que nunca tienen suficiente, de los que ven a los de abajo como seres de otro planeta y los tratan como tal, de los que no les importa ni si quiera el bienestar de sus nietos... ¿qué clase de personas son estas? ¿Quiénes son? ¿Pueden dormir bien por la noche?
Esa obsesión por tener más, por dictar sus doctrinas como si fueran leyes sagradas esculpidas en piedra hace miles de años, acostumbrados al "si señor", demasiado poder para tan poco personaje, demasiado mando para tan baja moral... ¿cómo hemos llegado a esto? ¿Quién fue el primer estúpido que cedió para llegar a esta situación?



Tienen, pero quieren más, nunca es suficiente, ¿cuál es el límite? ¿cuantos millones más desean poseer para parar esta locura? ¿a cuanta gente más quieren esclavizar (y no hablo del tercer mundo) para seguir con su juego? ¿ a cuánta gente más van a seguir apuntando con el dedo por no seguir su juego? esos... que no están de acuerdo con su ética, ni sus valores, ni sus tablas de piedra, ni la mierda de vida que les tiene reservada. A ellos se les persigue, y se hace desde muchos frentes. Como si de una guerra se tratase se tacha a estos "indeseables" con infinidad de palabras feas expuestas en múltiples escaparates que las ovejas contemplan quieran o no...



Estos escaparates no dan a basto, no tienen bastante con apuntar con el dedo, con mantener una ridícula tensión política (que más se parece a una telenovela americana), también mantienen el miedo constante por medio de un bombardeo interminable de cifras y datos maquillados a su gusto y con manipulación incluida... alguno sabrá de lo que habló, otros pensarán simplemente que estoy gilipollas.
Pero es el miedo el gran amigo del poderoso y en él se apoya para seguir haciendo lo que le apetece, que no es otra cosa que seguir ganando dinero... La crisis justifica cualquier actuación ilícita del empresario avispado, rodeado de abogados con trajes caros son imparables y campan a sus anchas por la delgada linea que separa lo que es legal y lo que no lo es... pero casi siempre montan su chiringuito en la segunda estancia y sobre una mesa dorada depositan los papeles para que sean firmados por una fila de cabizbajos trabajadores (futuros ex-trabajadores) ... "firme aquí, sobre la línea de puntos" les dicen con una ridícula sonrisa... cómo si fuesen estúpidos.
Todo esta permitido, "las cifras macroeconómicas nos avalan... cómo tiempo atrás nos avalaban los bancos..." ¿porqué siempre consiguen los avales los mismos? ¿porqué?


Chuuuuuuu.... calma..... no pasa nada, tranquilidad... déjense llevar por la deriva y su dulce sabor... conocerán los placeres de la vida, o eso me dijeron.






Facundo Bonilla.

2 comentarios:

  1. Me gusta esa canción, ya tu sabes! :D

    P.

    ResponderEliminar
  2. Escribe algo happy!!!!

    P.

    ResponderEliminar